19 de agosto de 2009

Probando sillin y estrenando soporte

Pues esta tarde, y después de llevar varios días alargando lo inebitable, me he dignado a lavar la bici, que falta la hacía.

Después de la duchita y secado tocaba engrasarla, y aprovechando que tengo el nuevo engendro con forma de soporte para la montura, pues había que estrenarlo. La verdad es que estoy muy contento con él, ya que además de para engrasar las partes móbiles, me ha servido también para instalar el nuevo ciclocomputador, sencillo pero eficaz, un Sigma BC1606L.

Ayer hice una visita a una tienda de bicicletas para hacer ciertas compras ultrasecretas xD (ya habrá entrada pertinente en su debido momento) y entre otras cosas le compré a mi amigo Juan Antonio, unas cámaras antipinchazos (el que tanto me decía que soy un pijo por comprarlas y al final también cae...) y un sillín para ver si soluciona sus dolores culiles.
El sillín es un Selle SMP TRK, que se encontraba de oferta; y como yo soy un antojadizo pues como que me ha gustado, pero antes de hacer la compra Juan Antonio ha sido tan amable de dejarme estrenarlo esta tarde y así comprobar lo cómodo que es.
Os dejo unas fotios del susdicho tras la instalción del mismo en mi tija.



La verdad es que me ha sorprendido lo cómodo que es en mi paseito de esta tarde por caminos casi arados de 28Km, pero todo tienes peros. Y en mi caso es que mis isquiones miden 150mm aproximadamente, y este sillín es de 160mm; por lo que me duelen las posaderas en partes que nunca lo habían hecho, a si que el jueves preguntaré al tendero que me ha servido el sillín y las compras ultrasecretas, a ver si es mejor llevarlo más ancho o más estrecho, puesto que tienen un Selle SMP extra de 140mm y quien sabe...

Gracias Juan Antonio por dejarme probar el sillín y enhorabuena por el sofá antiprostático que te has hechado. Espero que te guste como queda en tu Conor.

1 comentario:

Juan Antonio dijo...

pos esta tarde lo he montado y probado muy poco lo justo para ir a lavar la bici y me resulta comodo pero con peros, pues me rozan los muslos asi que el sabado y el domingo le dare caña a ver si es un sofa o un palo de gallinero. No es necesario dar las gracias, pero se aceptan.